4. La apropiación nuestra de cada día. Jack Seligson

Desde el nacimiento de las actividades que llamamos arte, y en todas sus manifestaciones, ha existido el hecho de APROPIARSE de la obra, o parte de ella, ya sea para modificarla, distorsionarla, combinarla, tomar parte de ella e integrarla. Y este “re uso” lo vemos en todas las épocas y en todas las artes. No estoy hablando de copiar o falsificar una obra, esto es diferente.

El significado de estas apropiaciones y el porque, se lo dejo a historiadores, teóricos y críticos de arte, aunque hay que hacer notar que en ocasiones estas apropiaciones son con fines más sociopolítico que artísticos, en otras ocasiones es un acto lúdico, de fascinación, de experimentación, de provocación, como el caso de la Mona Lisa con bigotes de Duchamp. Y las decenas de apropiaciones de la Mona Lis, quizá la obra de arte mas apropiada.

Claro, el factor originalidad juega también un papel fundamental. Volviendo a Duchamp, entre otras cosas, cambió para siempre la manera como determinamos que objetos y materiales son “dignos” de considerarse como arte.


Ahora surge una pregunta muy interesante: ¿Cómo evaluamos esta originalidad? Ya que una obra apropiada nunca tiene el total significado del original, y como dato a resaltar, tampoco tiene normalmente el valor comercial de ese original, pero se dan fenómenos interesantes, por ejemplo tenemos a una artista como Elaine Sturtevant, que se apropia de la técnica de Roy Lichtenstein, (que a su vez se apropio de la de los comics), entonces la gente cuando ve una obra de ella, piensa que es de Roy, y dice :oh, y sabe que cuesta mucho dinero $$$, pero cuando se acerca y ve que no es de Roy, se inicia un proceso de desmitificación, el valor $ ya no es relevante, pues no estamos ante un ORIGINAL¡.


Así, algunos artistas, en el ámbito de la pintura, se apropian para trabajar una mayor cualidad expresiva, como Pocock, o para satirizar la propia historia del arte, como Russell CONNOR, o como homenaje a alguien que admira mucho, como Picasso con Velázquez impregnando su identidad sobre la obra de otro.


Platón dijo: La representación de una cosa no es la cosa en si.

Aquí tenemos otros ejemplos de apropiaciones que considero interesantes, como la obra de Joseph Levy, artista neoyorkino que combina, dibujando, rostros de cuadros de artistas famosos de distintas épocas, o Giovanopoulos, otro neoyorkino que hace series de personajes de cuadros famosos, y cada retrato esta hecho con una técnica diferente que cubre casi toda la historia del arte, o Ralle, artista Macedonio que solo pinta uno o dos Oleos al ano, con la técnica de un Rafael, pero introduciendo a estas madonas elementos mecánicos y modernos en una fusión perfecta.


CINE


Desde el momento en que se inventaron la fotografía, y después el cine, inmediatamente se dieron dos vertientes para la utilización de estos novedosos y mágicos medios (a los que se sumaria la televisión más tarde):

Por un lado, los que se inclinaban por reproducir la realidad tal y como era, y por otro, los que decidieron echar a volar la imaginación a donde quiera que esta los llevara. Así tenemos por ejemplo a un Edison o los hermanos Lumiere haciendo documentales, y un George Melies, llevándonos a la luna, y apareciendo y desapareciendo gente mágicamente en la pantalla. Así, el cine rápidamente comienza a APROPIARSE de la historia, a veces ingenuamente o de acuerdo al presupuesto disponible, pretendiendo reproducir la realidad histórica con veracidad, a veces manipulándola, distorsionándola, adaptándola a sus propios fines ideológicos, políticos, sociales y sobre todo económicos, pues se ve que el cine puede ser un gran negocio, una gran industria, la industria de fabricar sueños ( y claro! ,vender ahí palomitas y refrescos). Ya Platón dijo: La representación de una cosa no es la cosa en si.


Como el drama y la ficción, el cine inspira y entretiene, a veces nos pretende enseñar verdades importantes acerca de la historia y la condición humana, pero NO es un substituto para la historia, la cual ha sido ensamblada a base de largas dosis de análisis y de buscar y encontrar la mejor evidencia científica disponible. Pero algunas veces algunos cineastas, totalmente enamorados de sus creaciones, proclaman que sus obras son “históricamente precisas” y verdaderas, y por supuesto muchos espectadores se lo creen! Nace así también el género de “docuficción” (mita y mita)

El director John Sayles ha dicho que ha oído mucho decir que una manera en que una película va a funcionar, es decir en la publicidad y en los títulos, que esta “basada en un hecho real”. Los espectadores aprecian el hecho de que algo realmente pasó, haya sucedido o no, y le da a la película cierta legitimidad en la mente de los espectadores.

Claro, siempre ha habido intentos y logros excepcionales de recrear la historia, como los de Grifith en los E.U., Einsestein en Rusia, Abel Gance en Francia, Visconti en Italia, Costa Gravas etc.

Fellini por ejemplo, nos cuenta SU pasado, su manera de recordar exageradamente su infancia y recrea esta época a su manera.

Y por supuesto tenemos ejemplos, sobre todo Hollywoodenses, de la manera ridícula, kitch, artificial, de como se ha APROPIADO de la historia.

En esto último es interesante mencionar la apropiación tan “sui generis”que ha hecho el cine nacional, sobre todo de los 50’s y 60’s, en las películas de fantasía o ciencia ficción, la de los luchadores y demás engendros, en donde si se necesitaba una escena de una batalla espacial, pues se tomaba un pedazo de cualquier película gringa “B” tal cual y ya!


Es interesante notar como en ocasiones realmente los directores y productores buscan actores y actrices que se parezcan lo más posible, físicamente a los personajes que van a encarnar, como a Moisés en los 10 mandamientos, con Charlton Heston casi idéntico al moisés de Miguel Angel, Genevieve Bujold muy parecida a Ana Bolena, ni se diga Gandhi, o el Van Gogh de kirk Douglas.


Como curiosidad tenemos la variedad de Cleopatras, hasta la chava grupera de la serie Roma de HBO.

Pero el cine no solo se apropia del pasado, sino también del presente y del futuro. Aquí tenemos ejemplos de los niveles ya sea ridículos o sublime que se han logrado como 2001 de Kubrick, Blade Runner de Scott etc.

Muchas películas explícitamente “históricas”son importantes por lo que nos dicen sobre la época en que fueron hechas, podemos leer entre líneas esto, a veces el director lo hace concientemente, a veces no.

Es interesante hacer notar como en los últimos años se han hecho varias películas basadas en las historietas o comics, pero en el caso reciente de la película “los 300”, la película fue totalmente filmada siguiendo los encuadres de la novela gráfica de Frank Miller, inclusive los actores se escogieron por su parecido a los dibujos, a costa de la “veracidad” histórica, algunos historiadores se ofenden de que se presente a Xerxes como un mulato gigante lleno de tatuajes, y “piercing”.

Para terminar diré, que así como Hollywood se apropia de la historia, la gente como yo, que se dedica a la producción de videos y espectáculos multimedia, a veces nos apropiamos de pedazos de películas de hollywood, y las doblamos, manipulamos y editamos para lograr los fines comunicativo de nuestros clientes.

Viva la apropiación!